martes, 10 de enero de 2012

Sobre 2012 ( curso escolar) y mis reflexiones

Durante todo el mes de diciembre he estado meditando mucho sobre nuestro pequeño cole en casa
(aunque no se parezca nada a un colegio...), nuestro ritmo se ha relajado mucho, he leído mucho sobre unschooling y me ha gustado mucho todo lo que he leído.
No sabía muy bien que camino tomaría el aprendizaje en este hogar para este nuevo año pero de pronto me inspiré en la noche del sábado o del domingo cuando ya había preparado algunas cosas pero no tenía nada claro si las pondría o no en práctica. Pues estaba yo dando besos de buenas noches a mis peques cuando Damian me dijo "Mamá tengo ganas de empezar el cole en casa ya", claro yo le pregunté " y eso?" a lo que él me contestó que tenía ganas de saber que tocaba mañana y de saber que cuentos y que actividades había preparado para ellos. Fue como una pequeña luz que se encendió para mi. Por muy interesante que me parezcan las teorías y tan bonitas prácticas de unschooling , tengo que rendirme a la evidencia de que no es del todo para mi ni para mis niños, al menos no al 100%. A ellos les gustan sus rutinas, les gusta su calendario y saber que el lunes es día de cuento y lengua y el miércoles toca manualidades, somos así nos gusta nuestro pequeño mundo rítmico.

Así que empiezo el año 2012 renovada de fuerzas porque sé que lo hasta ahora había planeado para ellos es lo correcto, que a ellos les gusta y les hace sentir seguros. Hay tiempo suficiente durante el día para que aprendan libremente y jueguen y experimenten con sus intereses pero también hay un tiempo para aprender, todo siguiendo sus ritmos, su madurez y sin forzar nada pero pasito a  pasito hacia delante.

En 2012 poca cosa voy a cambiar de lo que veníamos haciendo, quizás el cambio más significativo será que cada semana cada uno tendrá su propio cuento, texto, fábula o poema para leer con mamá o papá y que cada día por la tarde tendremos un ratito de actividad escrita para practicar mates, escritura etc
Con Damian vamos a seguir con fábulas, poemas y alguna historia de héroes y/o santos y con Nora seguiremos con cuentos populares clásicos, poemas etc  Seguramente para cultura general haremos alguna unidad didáctica para darle un poquito de diversión. Cada día siguiendo nuestro ritmo semanal les propondré actividades varias que ellos podrán (o no) elegir, prepararé actividades y dejaré pequeñas cosas de strewing por medio para alimentar o despertar intereses y seguiré mis instintos que es una de las cosas que más me llama del unschooling, olvidar curriculums etc y seguir el hilo natural de la vida que seguro nos lleva por buen sendero.

Seguiré bastante en el hilo de Waldorf, materiales Montessori para la práctica y todo lo que se nos vaya ocurriendo para fabricar nuestro propio curriculum que al fín y al cabo es el más adecuado para nuestra familia.

2 comentarios:

seeducansolos dijo...

Yo creo que el éxito lo tienes asegurado, pero no porque elijas una cosa u otra, sino porque no paras de reflexionar acerca de lo que más os conviene. De todas formas, el unschooling no está reñido con una organización. Nosotros también ponemos un momento para pintar (y cada uno pinta lo que quiera), un momento en que papa o mama les leen (y ellos eligen qué libros)...

Sylvia dijo...

Gracias!! Me gusta escribir lo que voy reflexionando para luego acordarme. Lo de ponerle un nombre a lo que hacemos realmente es para aclararnos ( a los lectores me refiero) porque nosotros funcionamos con tal mezcla que sería imposible definirnos, de todas formas lo importante es que todo lo que hacemos son propuestas y no imposiciones que creo que es bastante importante.

Si en el fondo será que somos unos unschoolers bastante organizados jejeje

Un beso!!